Políticos en el baño, la controvertida muestra de Cristina Guggeri

Si bien cuando se habla de fotografía, la mayor parte del tiempo se piensa en algunas obras monumentales de este arte, en magníficos paisajes o en composiciones a partir de escenas de la realidad, en muchos otros casos el mensaje a transmitir es simbólico, o busca desatar emociones fuertes en el espectador. La conmoción, la repulsión, el rechazo o la risa, pueden ser otros de los objetivos que el fotógrafo persigue con su obra.

En el caso de la italiana Cristina Guggeri, o “Krydy” como se la conoce en el ambiente de la cultura y el arte, la finalidad puede ser una combinación de ambas, o por qué no, todas ellas. La fotógrafa se ha basado en el uso de herramientas de edición de fotografías para representar a los líderes mundiales en una de las situaciones más cotidianas de todas: usando el baño.

Este proyecto provocador ha desatado reacciones de todo tipo tanto dentro como fuera del mundo del arte. Quizás bien entendido, ese momento puede representar la fragilidad y vulnerabilidad que nos une como seres humanos, independientemente de nuestro estatus en la sociedad. Otra interpretación posible tiene que ver con la necesidad de humillar a líderes mundiales que muchas veces parecen ajenos al padecer de sus propias sociedades, sobre las que pesan los efectos de las decisiones que toman.

La técnica utilizada contribuye a crear una representación de la escena que provoca risa y limita con lo ridículo. Se trata de un fotomontaje de las caras de personajes de la talla de Barack Obama, Angela Merkel o el Papa Francisco, sobre cuerpos con los pantalones bajos exhibiendo sus piernas desnudas. La escena está enmarcada en una versión caricaturesca de las sedes del poder de cada uno de estos líderes.

¿Logrará Cristina Guggeri trascender la imagen de la provocación y transmitir un mensaje profundo a la sociedad?

Leave a Reply